Canción de Joaquín Sabina recrea episodio parecido al tiroteo de Las Vegas

Stephen Paddock, el hombre que causó la muerte de 59 personas y más de 500 heridos en un tiroteo ocurrido el domingo en la noche en Las Vegas (Nevada), podría ser el «Ciudadano cero» que inspiró las letras de la conocida canción del cantante español Joaquín Sabina.

Un total de 42 armas fueron incautadas por las autoridades entre su casa de Mesquite, a 130 kilómetros del lugar de los hechos, y la habitación del hotel donde se hospedaba Paddok.

Aunque la historia de Sabina descrita en su canción hace referencia a menos muertos, 17, el paralelismo entre el hecho real que ha conmocionado al mundo, es muy parecido, como se puede establecer en la siguiente estrofa:

Hizo una ensalada
de sangre, aliñada con cristales rotos.
Dejó un gato cojo y un Volkswagen tuerto
de un tiro en un faro; no tuvo mal ojo,
diecisiete muertos en treinta disparos.

Los muertos y los disparos y las armas de Stephen Paddock fueron casi triplicados en comparación con el argumento de la canción del legendario Joaquín Sabina. Muchas veces, hay poco trecho entre la realidad y la ficción. A continuación, las letras completa de «Ciudadano cero» de Sabina:

Sé de nuestro amigo lo que andan diciendo
todos los diarios.

Está usted perdiendo
su tiempo conmigo, señor comisario.

Era un individuo de esos que se callan
por no hacer ruido, perdedor asiduo
de tantas batallas que gana el olvido.

Yo no les pregunto nunca a mis clientes
datos personales, me pagan y punto…

¡Pasa tanta gente por estos hostales!…
Nunca dio el menor motivo de alarma,
señor comisario, nadie imaginó
que escondiera un arma dentro del armario.

Ciudadano cero,
¿qué razón oscura te hizo salir del agujero?,
siempre sin paraguas, siempre a merced del aguacero.

Todo había acabado cuando llegaron los maderos.
Aquella mañana decidió que había llegado el momento

Abrió la ventana rumiando que hacía falta un escarmiento.
Cargó la escopeta, se puso chaqueta,
pensando en las fotos.

Hizo una ensalada
de sangre, aliñada con cristales rotos.
Dejó un gato cojo y un Volkswagen tuerto
de un tiro en un faro;no tuvo mal ojo,
diecisiete muertos en treinta disparos.

Cuando lo metían en una lechera,
por fin detenido, ahora decía
sabrá España entera mis dos apellidos’.

 

 

Fuente Máximo Jiménez/photonews.do

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com